18:04

viernes 15

noviembre


Cámara aprueba ley que pone fin al lucro, al copago y a la selección Cámara aprueba ley que pone fin al lucro, al copago y a la selección

Finalmente este Lunes 26 de Enero, fue aprobada por la Cámara de Diputados y después de ocho meses de intenso debate público, la LEY DE INCLUSION, que pone fin al lucro, al copago y a la selección en la educación.

Este proyecto viene a cambiar las bases del actual sistema educativo impuesto por la Dictadura, sistema que ha sido uno de los más segregadores, que ha considerado a la educación como un bien de consumo donde se ha permitido el enriquecimiento privado con recursos estatales y que ha aumentado la brecha entre los que tienen y los que no para que las familias puedan optar a una educación de buena enseñanza. Con esta aprobación se pone a la inclusión como eje principal.

Este es un paso fundamental de una ambiciosa reforma educacional planteada por el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, que además contempla un Nuevo Plan Docente, una carrera funcionaria, el fin de la municipalización y la regulación y gratuidad en educación superior.

Nuestra Confederación valora profundamente esta aprobación porque con ello se da inicio al término de una educación como bien de consumo, para volver a instalarla como un derecho humano fundamental y social. Se espera que esta reforma siga caminando en la dirección correcta para que la educación chilena realmente alcance la calidad, equidad e inclusión que los niños y niñas merecen y que considere como punto principal las demandas de las y los trabajadores de educación y de todos los actores que participan en el quehacer educativo.

El ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, expresó su “gratitud y satisfacción” y enfatizó que “aquí lo que se acabó fue un conjunto de bases ilegitimas puestas en dictadura, a espaldas de un pueblo, y hoy día hemos recuperado la tradición histórica de Chile y las mejores prácticas del resto del mundo (…) Hoy el sistema educacional se ha legitimado en democracia y eso es un paso fundamental en el desarrollo del país”. Agregó que “sienta las bases filosóficas sobre cómo se organiza la educación en Chile” y “plantea básicamente el principio de inclusión, esto es que los niños -a través de sus padres- deciden el colegio donde asisten y no son los colegios los que deciden por ellos; que no decida la capacidad económica ni el capital cultural de los padres”

El proyecto entrará en vigencia el 1 de marzo de 2016 con la eliminación gradual del copago, que será reemplazando con el aumento de la subvención estatal. Hasta el 31 de diciembre de 2017, los sostenedores particulares que no estén organizados como una persona sin fines de lucro y que perciban subvención del Estado, podrán convertirse en corporaciones sin fines de lucro.

Habrá además un periodo de transición de tres años para seguir arrendando su inmueble, tras lo cual deberán comprarlo, recibirlo en comodato o arrendarlo a un tercero no relacionado o sin fines de lucro.

La opción de compra del inmueble se hará por su valor comercial, con cargo a la subvención, garantía de Corfo y en un plazo de 25 años; en tanto, quienes arrienden deberán hacerlo al 11% del valor del avalúo fiscal. Mediante una norma especial se establece que los colegios que tienen menos de 400 alumnos tendrán tres años más de plazo antes de tener que comprar el inmueble.

El 2017, comenzará a aplicarse el fin de la selección en una región, en 2018 en otras cuatro y en 2019 en las diez restantes. En tanto, los liceos emblemáticos tienen cinco años para ir eliminando la selección de manera gradual, comenzando el año en que le corresponda a su región.

El fin a la selección contempla el término a las pruebas de selección, entrevistas a Padres solo voluntarias, se priorizará a los hermanos e hijos de trabajadores y en caso de sobredemanda se implementará un sistema aleatorio. Este proyecto pone además fin a la expulsión de estudiantes por rendimiento.

El fin al copago será de forma gradual y comenzará en el 2016 con los establecimientos que pagan un bajo valor de copago. En el año 2018 alcanzará un 93% de gratuidad, esto quiere decir cerca 730 estudiantes dejaran de pagar y para el año 2027 el porcentaje deberá alcanzar el 97 % de gratuidad. Esto significa que los Padres dejarán de pagar por la educación de sus hijos en escuelas municipales y particulares subvencionadas.

De esta manera, la iniciativa legal termina su trámite en el Congreso y sólo le queda ser revisada por el Tribunal Constitucional antes de ser promulgada por el Gobierno.

Comisión de Comunicaciones

Departamento de Prensa CONFEMUCH